Magdalenas de naranja Thermomix

Buenos días,

… que temprano es… y si miro la hora en España me dan los 7000 males…y si me acuerdo de a que hora me acosté ayer entro en resonancia directamente… todo por una café miserable que se me ocurrió tomarme a las 6 de la tarde…yo pensaba que un café que sabe a todo menos a café (el mío concretamente sabía a menta y nata) no tendría propiedades desvelantes (desvelante; dícese del que no te deja dormir hasta las mil), me equivoqué, las tiene y muchas y encima provoca amnesia, porque yo no hacía más que retorcerme en la cama sin entender porque no caía como una piedra hasta que de repente recordé el fatídico instante en que pedí un café porque necesitaba cambio. Una y no más, la próxima pido un carrot cake y engordo pero duermo.

Este fin de semana me había propuesto empezar una dieta, después de una escapada de 10 días en Francia era justo y necesario, sobre todo porque en vez de volando podía haber vuelto rodando tranquilamente, hecha un bicho bola con mis maletas. Así que fui súper buena con la compra, tanto que el sábado me dio un ataque de dulce brutal y como no tenía nada y coger el bote de colacao de mi hijo y zampármelo a cucharadas me parecía muy penoso, decidí hacer algo dulce pero sano…o lo más sano posible vaya.

Objetivo; magdalenas, de las de toda la vida, ricas y esponjosas (y sin chocolate…ains con lo que me gusta…)

Estuve mirando recetillas y al final opté por las de Velocidad Cuchara, Magdalenas de Naranja con la Thermomix

http://www.velocidadcuchara.com/2010/01/magdalenas-de-naranja/id=358

Porqué? pues porque quería que supieran intensamente a naranja y no me apetecía ponerles aroma ni ralladura ni exprimir una naranja..no, quería algo más “bestia”. Esta es la receta perfecta, porque “cueces” la naranja con los huevos y el azúcar y queda espectacular (vamos que me estoy comiendo una de las últimas ahora mismo porque me ha dado mono hablar de ellas).

Aquí va la receta;

1 ingredientes

Os preguntareis que hace ahí la leche si esta receta NO lleva leche…yo también me lo pregunto…afán de protagonismo seguro

Ingredientes (a mi me salieron unas 20 magdalenas):
1/2 naranja de zumo con piel y cortada en trozos
4 huevos del tiempo
200gr de azúcar
200gr de aceite de girasol
220gr de harina
1 sobre de levadura
1/2 cucharadita de sal
Azúcar para espolvorear las magdalenas antes de meterlas al horno
Moldes de magdalenas de papel y una bandeja para hacer cupcakes

 

Preparación:
1.- Poner en el vaso la media naranja junto con los huevos y el azúcar, 3 minutos, temp. 37º, velocidad 5.
2.- Al terminar,  otros 3 minutos, velocidad 5, sin temperatura.
3.- Poner el aceite, 15 segundos, velocidad 5.
4.- Añadir la harina (previamente tamizada), la sal y la levadura, 8 segundos, velocidad 6.
5.- Poner los moldes de papel en la bandeja de los cupcakes, y llenarlos 3/4 partes  y a la nevera 60 minutos (yo no las metí que tenía un mono muy grande…quedaron más bajitas)
6.- Precalentar el horno a 250º, calor arriba y abajo (como yo tengo horno de gas…sólo pude ponerlo abajo)
7.- Antes de meter al horno, poner un poquito de azúcar encima de la masa para que se queden pelín caramelizadas (ñamñam)
8.- Bajar la temperatura a 220º y meterlas al horno, durante 15-20 minutos, (ir mirando cuando doran)

Mi problema es que el horno es de gas…y estamos conociéndonos poco a poco, esto significa que no me puedo mover de delante de el. Los hornos de gas sólo pueden encenderse o abajo…o arriba, nunca a la vez y encima calientan muy a lo bestia. En esta receta dejé que precalentara un rato a 250º y luego metí las magdalenas, en 10 minutos las tenía hechas, así que quite el calor abajo y puse el grill para que se doraran por arriba 2 minutos, quedaron perfectas. El otro truco es poner la bandeja alta, nada de en medio o se achicharran… ya le voy pillando las mañas…pero aún no me atrevo con un bizcocho o galletas de mantequilla…poco a poco.

A disfrutar las magdalenas de toda la vida…voy por otra 😉

2 huevos naranja azucar   3 aceite  4 batido con aceite  5 harina colar  6 harina y levadura  7 mezcla con harina  8 mezcla en cápsulas

9 al horno

10 final

Anuncios

Tiramisu italiano italiano

Madre mía… ya llevo más de 6 meses en Doha, se han pasado volando. Claro que esto es un no parar, la adaptación es un numerazo porque fácil fácil no es, muchos contrastes, mucho cambio, muchos inputs…mucho de todo y a la vez. Ahora, enriquecedor 100% y divertido al máximo. De vez en cuando hay cosas que me dejan con la boca abierta o me cabreo como una mona…o me harto de reír ¿que más se puede pedir? 🙂 Hace un par de semanas vi unos cursos de comida italiana que me llamaron mucho la atención por varios motivos; el primero que me moría de ganas de aprender a hacer pasta fresca y el segundo que las clases las daba una italiana, Alessandra, y era comida casera y natural 100%, ni me lo pensé dos veces. Aprendí a hacer pizza, calzzone, pasta fresca y tiramisú…vamos que ando como loca para comprarme una máquina de hacer pasta fresca para llenar de hidratos mi casa . No hay color…está espectacular!!!! Hoy voy a retomar mi blog con la receta del tiramisú, que no puede estar más bueno y más suave. Si podéis dejadlo en la nevera hasta el día siguiente y ya os desmayáis de gusto…

INGREDIENTES 


Ingredientes
 – 4 huevos a temperatura ambiente

– 500 gr de Mascarpone

– Una caja de bizcochos de soletilla

– Azúcar (1 cucharadita por huevo)

– Esencia de vainilla (1 cucharadita)

– Sal

– 1 taza de café

Si, veis bien, yo solo he puesto 2 huevos…y la mitad de ingredientes que os pongo en la receta. Yo lo hice para dos personas, la receta es para 4

No, no lleva alcohol no subáis la ceja. Fue lo que pregunté yo muy asombrada y Alessandra me dijo que de eso nada, que el verdadero Tiramisú no lo lleva…por no hablar que aquí en Doha sería más barato echarle oro líquido…

RECETA

  1. Preparar una taza de café y reservar (yo lo hice en la Nesspreso, madre que ricoooo)
  2. Separar las yemas de las claras en dos cuencos
  3. Echar una cucharadita de azúcar por huevo en las yemas
  4. Echar una cucharadita de esencia de vainilla en las yemas también
  5. Poner una pizca de sal en las claras
  6. Batir las claras a punto de nieve
  7. Batir las yemas hasta que salga espumita
  8. Poner el mascarpone en las yemas y batir
  9. Incorporar las claras a punto de nieve en la mezcla de yemas y mascarpone, cuanta mas cantidad, más suave. Yo la puse toda y la textura y sabor son increíbles

cafe  azúcar vainilla sal  Claras a pto de nieve yemas batidas mezcla yemas y mascarpone  claras y yemas  crema final mascarpone

MONTAJE

  • En un tupper/recipiente alargado y cuadrado/rectangular preparar una base con los bizcochos de soletilla, recortar los bizcochos si es necesario para que cubra toda la base
  • Empapar los bizcochos con el café, echándolo cuidadosamente con una cuchara (ojo…empapar, no sumergir ni ahogar)
  • Incorporar suavemente la mezcla de mascarpone, con generosidad y arte
  • Espolvorear el cacao
  • A la nevera

* Se pueden hacer dos capas, después del mascarpone hacer otro piso de bizcochos (estos sí que deben ir empapados en café, hay que sumergirlos en el) y luego otra capa de mascarpone

 poner mascarpone  echar cacao    hecho

A disfrutar!!!!  ❤   ❤   ❤

PD Estoy experimentando con el de limón que es la pera ya…